SEO es la sigla para Search Engine Optimization, que significa “optimización para motores de búsqueda”. Consiste en una serie de técnicas, disciplinas y estrategias de optimización que se implementan en las páginas de un sitio web o blog para mejorar su posicionamiento en los buscadores. 

El principal objetivo de SEO, por lo tanto, es aumentar el volumen del tráfico orgánico y garantizar más visibilidad para las páginas web.

¿Cuál es la diferencia entre SEO y SEM?

No queremos dejar por fuera de este artículo un tema que causa mucha confusión entre los profesionales que se están iniciando en el mundo del Marketing Digital y esto es la diferencia entre SEO y SEM.

Aunque en un principio puedan parecer que refieren a acciones semejantes dada la similitud de sus siglas, debes prestar mucha atención porque refieren a acciones completamente diferentes. Veamos una por una.

SEO = Posicionamiento orgánico

Como ya sabrás, el SEO se refiere a todas aquellas acciones que puedes tomar dentro o fuera de tu sitio web para optimizar su posicionamiento en los buscadores de forma orgánica. Este último punto es clave dado que orgánico quiere decir “no pago”.

Con una estrategia SEO tú no le pagas a Google o a cualquier otro motor de búsqueda para ganar posiciones en la SERP. Son tus contenidos de valor y tus optimizaciones las que se ganan esos lugares por derecho propio.

SEM = Posicionamiento pago

Por el contrario, el SEM —Search Engine Marketing— se refiere a aquellas estrategias que incluyen la utilización de anuncios pagos.

Es decir, con una estrategia SEM creas una campaña publicitaria para que cuando un usuario digite una búsqueda, tu sitio aparezca antes que los resultados orgánicos en forma de anuncio, siempre y cuando concuerde con la intención de búsqueda del usuario.

¿Cuál elegir?

Una estrategia completa de Marketing Digital no se debe decantar por una y excluir la otra. Es decir, debes incluir en tu estrategia una combinación de estrategias SEO y SEM para aumentar sus resultados.

Con el uso del SEM se generan resultados al instante en un corto plazo, necesarios cuando quieres aumentar la visibilidad o el reconocimiento de marca rápidamente o cuando se quieren lanzar productos o promociones por tiempo limitado. 

En complemento, el SEO es una estrategia que trabaja en el mediano y largo plazo, trayendo visitas de mejor calidad constantemente.